La moda de la movilidad urbana ¿verdad o mentira?

La moda de la movilidad urbana ¿verdad o mentira?

En los últimos tiempos, se ven cada vez con más frecuencia, todo tipo de comentarios, posts, blogs, charlas, etc…, sobre la movilidad urbana sostenible. Pero no sólo eso, también se está hablando en muchos núcleos urbanos sobre las restricciones a la movilidad de determinados tipos de vehículos. Parece que este tipo de informaciones, preocupan a una gran parte de los ciudadanos de nuestras ciudades, pero….

¿Qué hay de cierto en todo esto?

La vida en la ciudad no es fácil: de hecho, uno de cada tres habitantes de la ciudad quiere abandonar su ciudad debido a los desafíos que enfrentan al vivir allí. La contaminación medioambiental, la contaminación acústica, la saturación de vehículos contaminantes, la falta de ejercicio al aire libre y otros muchos más problemas, se enfrentan a nuestros deseos de las ciudades verdes

Las iniciativas de ciudades inteligentes benefician a las ciudades y atraen a los ciudadanos: cerca del 60% de los ciudadanos creen que las ciudades inteligentes son iguales a sostenibilidad y mejores servicios.
Los programas de ciudades inteligentes deberían centrarse en casos de uso claves, especialmente cuando se trata de servicios públicos, transporte y movilidad, los ciudadanos están ansiosos por usarlos y dispuestos a pagar más por ellos.

Una gran mayoría en las ciudades quiere que los municipios den prioridad al transporte limpio, la vegetación y una mejor calidad del aire. Este es el principal hallazgo de una encuesta en línea paneuropea con 10.050 encuestados en 15 grandes ciudades europeas en 8 países encargada por la Campaña Ciudades Limpias al instituto líder YouGov.

Los principales resultados fueron:
🔋 Más zonas verdes (82%)
🔋 Más espacio y acciones para una movilidad limpia (68%)
🔋 Más protección contra la contaminación del aire (71%)
🔋 Sólo automóviles libres de emisiones en las ciudades después de 2030 (59%)

¿Qué está pasando en nuestras ciudades?

Tal y como se muestra en la Guía práctica para la elaboración e implantación del Planes de Movilidad Urbana Sostenible del Instituto para la Diversificación y Ahorro Energético, este plan comprende un conjunto de actuaciones que tienen como objetivo implantar formas de desplazamiento más sostenibles en el espacio urbano (caminar, pedalear o utilizar el transporte público) reduciendo el consumo energético y las emisiones contaminantes, logrando al mismo tiempo garantizar la calidad de vida de los ciudadanos

Ante un modelo de transporte concebido para dar fluidez y capacidad de estacionamiento a los vehículos motorizados, estos planes apuestan por situar en el centro de la planificación a las personas. Su objetivo es garantizar un ambiente sano donde se pueda caminar y pedalear por itinerarios accesibles, seguros y atractivos; y donde los desplazamientos más largos a los destinos laborales, educativos, sanitarios y de ocio se resuelvan mediante el transporte público.

Así mismo, las restricciones a los vehículos de combustión en algunos centros urbanos como Madrid, Bilbao y muchas más…, darán paso a vehículos de movilidad urbana eléctrica como los vehículos para Servicios Urbanos (jardinería, limpieza viaria o mantenimiento de zonas verdes), y el reparto de última milla que tanto ha crecido con el delivery o el reparto de paquetería debido al incremento del ecommerce.

Bilbao, ensayará en el Casco Viejo de la Villa, un plan para sacar las furgonetas de sus calles, un proyecto piloto de movilidad urbana eléctrica que probará el reparto con pequeños vehículos eléctricos reservando plazas para furgonetas en un parking cercano. También como explicó Patricia Cavada, Alcaldesa de San Fernando, en el Congreso de Greencities en Málaga la semana pasada, facilitarán parkings tácticos en zonas concretas de la ciudad para despejar el tráfico del núcleo urbano. Sin duda estas dos iniciativas, de las muchas que se están poniendo en marcha, que ayudarán a mejorar la vida de los ciudadanos.

No parece una moda…, sino una realidad