Importancia de los vehículos industriales eléctricos

Importancia de los vehículos industriales eléctricos

Importancia de los vehículos industriales eléctricos

Que el mundo es cada vez más verde no es un secreto para nadie. Que la industria del motor evoluciona con vehículos más ecológicos y menos dependientes de la gasolina, tampoco. Lo hemos visto en los coches, en las motos y hasta en los patinetes. Pero los vehículos industriales eléctricos son también una realidad en franco ascenso.

Conozcamos en este artículo cómo la nueva realidad se desarrolla e impacta en la industria. ¿Nos acompañas?

Vehículo eléctrico cero emisiones e híbrido en la industria

Un entorno urbano con una planificación bien analizada y desarrollada ofrece infinitas oportunidades para el sector del vehículo eléctrico cero emisiones o híbridos, especialmente para los servicios públicos o la logística. Vehículos de reparto de última milla, vehículos de servicios urbanos o vehículos de logística urbana son algunos ejemplos de lo que el sector puede dar de sí.

En el mercado industrial, encontramos diversos ejemplos de vehículos eléctricos:

  • Los que tienen batería eléctrica: se propulsan por uno o diferentes motores eléctricos. Poseen unas baterías que reciben carga al ser enchufados en algún lugar. Estos son 100 % cero emisiones al no ser propulsados por combustible hecho de petróleo.
  • Los híbridos: se componen de dos tipos de motores, uno de combustión interna, y otro eléctrico, el cual se recarga mediante el frenado regenerativo (necesitan el primer motor para poder recargarse con este método). Cuando se necesita más potencia, ambos motores funcionan a la vez. Cuando realizamos un transporte por ciudad, suele activarse el motor eléctrico.
  • Los híbridos enchufables: la diferencia importante respecto al anterior modelo es que no usan ese tipo de recarga, sino que requieren que sus baterías se enchufen a la corriente.

El vehículo eléctrico compacto Aresar R14, y el vehículo de transporte de mercancías (también eléctrico Aresar J14) son una muestra fehaciente de lo que la industria es capaz de desarrollar para el beneficio de los clientes y el respeto al medio ambiente.

  • Menos averías mecánicas que los convencionales
  • Menos necesidad de mantenimiento general. Baterías y neumáticos serán las principales partes a revisar de manera periódica para su óptimo funcionamiento.
  • No utilización de combustible o, en el caso de los híbridos, reducción en su uso.
  • Estímulos fiscales y bonificaciones para su adquisición.

Con estos modelos, la logística urbana es sostenible y capaz de adaptarse a los cambios que plantean no solo las necesidades del mercado, sino también las de nuestro planeta. La adaptación de los dos ejemplos mencionados anteriormente al entorno cambiante y lleno de retos de las ciudades justifica esta evolución de los motores y su versatilidad.

Los vehículos industriales eléctricos han llegado para quedarse y hacer más eficiente la tarea de servicios y logística, entre otros rubros. La adaptación a la nueva realidad ha hecho que sean más populares y requeridos en el mercado. ¿Te apuntas a la tendencia?